Es considerado un contacto todo aquel que pase por tu inmobiliaria: desde un interesado en una propiedad, alguien que está realizando una búsqueda, un dueño de un inmueble como también aquel que es tu proveedor de cortinas o quien se ocupa de la limpieza de la oficina. Todos son CONTACTOS y formarán parte de tu base de datos.

En la medida que se trabaje con ellos (ya sea porque se le adjudicará una propiedad o porque se le realizará una búsqueda) se trasformará en un cliente activo o simplemente nutrirá tu base de datos.
 

Cualquier duda consultanos. Estamos para ayudarte!
 

¿Encontró su respuesta?